Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

No seas mi herida, se mi salvación

Un mar de lágrimas,
pajas mentales sin cesar.
Mil dudas me atraviesan
y la incertidumbre se acecha.
No se alejan,
se aproximan
como una granada explosiva.
¿Miedo quizás?
No se.
Puede que sea mi imaginación que me atormenta.
Solo se que estoy en un lugar nombre,
ya ni recuerdo quién soy.
Las mariposas que había en mi estómago huyen,
temen,
se esconden.
Tienen miedo de ser destruidas como fueron no hace mucho.
Querer puede doler
pero destruir un amor, 
destruirte a ti,
duele aun más.
Eso es una herida abierta que costaría sanar.

Seduciendome con la mirada

Si me dejas,
convertiré en poesía nuestros besos,
juntando nuestros cuerpos.
Si me dejas,
dejare que el orgasmo nos consumo.
No hay mejor manera de conocerte,
conocernos, que así.
Ven,
hagamos el amor con nuestros cuerpos.
Déjate llevar por esta pasión sin control.
Sin limites, nos queremos.
Dejemos pasar las horas,
perdidos entre las sabanas.
Silencio,
solo se escuchan nuestros gemidos
en esta habitación.


Quédate

Eres la suerte de mi vida
y la herida de mi corazón.
Eres luz entre oscuridad,
claridad entre tinieblas.
Eres dolor y inspiración,
eres quién cura mis heridas
con tu sano amor.
Puedes ser quién abra una herida
o cerrarla con tu decisión.
Puedes ser mi oscuridad o claridad
pero deseo que seas mi amigo,
apoyo,
amor.
Un poco a poco a tu lado que nunca se acabe.

Hay personas que nos devuelven la ilusión y eso no se puede comparar con nada

A veces se te da por recordar el principio de una amistad o relación.
Las primeras miradas a escondidas,
los abrazos que no dabas pero diste con el tiempo.
Renegabas a esa persona, no querías conocerla y menos quererla pero un día tras una tarde inesperada el beso llego seguido de los miedos y los abrazos con ansias, esa amistad se convirtió en amor y te costaba creerlo pero ahí estaba el sacándote los miedos.
No solo con las miradas cómplices,
los abrazos,
los besos
sino mostrándote el principio de un comienzo.
Mostrándote que valía la pena arriesgar por esto.
Quizás...el amor había llegado de nuevo a mi puerta pero antes llego tu amistad.

Quérote

Imagen
Un olor fresco entro por mi ventana,
olía a flores,
a primavera.
Olía a ti y a mi,
a un nosotros.
El sabor de apuestas de sol,
agarrada de tu mano.
La nostalgia de que se acababa el día
y con ese nuestro siguiente adiós.
La esperanza de vernos de nuevo
y perdernos en la arena mientras anochecía.
La suerte de tenerte y besarte con el amanecer de fondo.
Ojalá joder, tenerte a mi lado.