Entradas

Latidos permanentes

Soy indomable,
como tus besos
que no se dominan al verme.
Soy besos,
en un simple verso.
Bésame,
por si te vas.
Temo a las despedidas,
decir adiós a aquello que amo.
En cada verso,
juro amarte
y me guiaste
a través de las heridas
al amor.
No te vayas,
sin ti mi corazón no latera.

Nunca te olvides de que te quiero

El amor no comprende de tiempo,
ni de estaciones,
ni de cosas,
el amor somos tu y yo unidos.
Tu eres mi mejor poema,
intentaré darte tanto cómo tu das
o incluso más.
Por fin me atrevo a decir,
que la felicidad esta de tu lado
y con el puño agarrado en el corazón
me acuno a ti.
Tu eres como el sol,
que me ilumina.
Me das aire,
cuando no consigo respirar.
Eres todo aquello que necesito.

Hasta el amanecer contigo

A pesar del tiempo,
no se olvida.
Sueñas,
con aquello que fue
y nacen versos del corazón.
El tiempo no perdona
y vives el amor.
La luna te acompaña por las noches
y el sol se adentra entre las sábanas
de un caluroso despertar.
Mi sueño,
es no tener que soñar más
y quedarme en la orilla del mar,
observando tus ojos a través de mi mirada.
Sintiendo lo que es el amor,
a consecuencia de tus besos.
Amor,
es ser amado
a tiempo.

El miedo atrapa

Siempre quise ser fuego,
dejar atrás las cenizas
de un pasado,
que me quemaban
como mis lágrimas.
Siempre quise ser libre,
como mis palabras.
A veces me noto atada,
asfixiada
y tenía miedo de explotar.
Ya no podía más;
decía mi cabeza.
A veces escapar,
me llamaba.
Pero siempre volvía,
a los brazos
de quién me amaba
y ahí estaba mi hogar.

Naufrago por tu amor

Perdi tanto,
por haber amado a quién no debía
y ahora estoy vacía.
Por lo que fui,
no por quién partió.
Cada día amanezco
a tu lado
y ahí estoy llena de ti.
Viva,
iluminas mi sonrisa.
Feliz,
porque das calor a la armadura
que tengo como corazón.
Y aquí estás tú,
llenándome de tu amor.

Firmemos este futuro

Gritaré hasta liberarme
se que no podré,
hay cadenas que me impiden
pero hay una razón que me libera.
Mi calma va recorrer
tu espalda,
besando las huellas
de un pasado.
Con tu magia,
el dolor desaparece.
Dame besos,
nada esta perdido contigo.
Me quedo contigo
porque sabes curarme,
rescatarme
y no dejar que sea un desastre
como mi cabeza.
Hace tiempo
que ya no busco,
tu me das el cariño
que nunca había recibido.
Sigamos,
hasta que nos salgan canas.
Mírate,
estás tan hermoso conmigo.

Todo pasa

Fui un cuerpo lleno de cicatrices,
que de vez en cuando sangra,
llora
y sonríe.
Fui una chica con miedos
y aun teme algunos.
Fue triste,
ver mi sonrisa perdida.
Ver aquello que era,
alejado de mi.
Iba a hablaros de mi pasado
pero mi presente esta vivo.
El pasado solo quedo en las cicatrices
y mi presente es mi sonrisa detrás de la tormenta.
El tiempo me ha enseñado que todo pasa.